Amabilidad: Héctor y los rulemanes

“Papá, quiero fabricar un spiner”, me dijo Thiago esa tarde volviendo del colegio. Así comenzó la aventura de conseguir los elementos necesarios para que mi pequeño creativo haga de las suyas.

Lo más complicado para mí era pensar en conseguir un ruleman. ¡No sabía ni donde comprarlo! Salimos a buscar algún lugar y llegamos a una ferretería. Padre e hijo preguntando por un ruleman. La señora amable, nos informó que ella no vendía eso pero que en dos cuadras llegaríamos a un negocio exclusivo de rulemanes.

Apuramos el paso porque ya era el horario de cierre de los negocios y llegamos al pequeño local repleto de rulemanes de todos los tipos y tamaños. Había un cliente con su ropa de mecánico un poco engrasada, el señor que atendía con ropa de trabajo también y nosotros. Es raro en esos negocios ver un hombre con ropa elegante sport, con un nene de 10 años con sus ojitos brillantes de ilusión por encontrar su ruleman.

El negocio en Av. de los Incas 4886, CABA

El encargado nos miró y con una sonrisa nos preguntó ¿Buscan un ruleman para hacer un spiner? Nos reímos y relajamos un poco entendiendo que ya era habitual que vayan niños a comprar rulemanes. Le dijimos que sí, esperando que el hombre nos dé un ruleman y nos cobre. Pero no. Héctor tiene la virtud del servicio amable, brindando una excelente atención.

Tomó una hoja de papel, una birome y comenzó a dibujar magistralmente varios tipos de spiners para mostrarle a Thiago. Le dijo que tuviera ciertos cuidados al fabricarlo, especialmente en la forma que le daría porque de eso dependía el funcionamiento. Además nos orientó sobre cómo hacerle el mantenimiento al ruleman y desde ya nos vendió el más adecuado para este fin. Que era más barato que el que le habíamos pedido.

¡Cuánta simpatía y generosidad en este hombre! ¡Y eso que era la hora de cerrar su negocio! ¡Desde ya que a pesar de su atención cordial no nos convertiríamos en clientes porque era suficiente con lo que íbamos a comprar! Así y todo nos brindó lo mejor de sí.

Sacamos una foto de recuerdo, le agradecimos su calidez y nos fuimos.

Mientras íbamos para la casa con mi hijo, aproveché para hablarle de cómo marca la diferencia una persona que ama lo que hace y valora al otro. ¡Se notaba que Héctor era feliz vendiendo rulemanes! ¡No podía ocultarlo!

Actualmente no suele haber muchos “Hector” por ahí ¿verdad? Quizás porque nos falta aprender a disfrutar más lo que hacemos y saborear esos lindos momentos cotidianos. Con este ritmo acelerado hemos perdido el interés en disfrutar del camino y sólo pensamos en la meta. Así, nos sucede que cuando alcanzamos esa meta, pareciera que estamos vacíos. Es lógico, porque no reparamos en el valor y significado de cada paso que dimos.

Agradecidos por la atención de Héctor

Necesitamos ser más como Héctor. Disfrutar más la vida. Valorar al otro y manifestarle respeto más allá del beneficio que podríamos obtener. Si nos animamos a valorar otras cosas, en una de esas, al final del día nos sentimos plenos. Llenos de viviencias grandes o pequeñas, en favor de otros que necesitaban algo de nosotros. Esa satisfacción que vivimos cuando en forma conciente o sin darnos cuenta, ponemos en práctica lo que enseña el proverbio bíblico:

“Hay quienes reparten, y les es añadido más; Y hay quienes retienen más de lo que es justo, pero vienen a pobreza. El alma generosa será prosperada; Y el que saciare, él también será saciado”.(Prov.11:24-25).

Lee también la experiencia con Daniel, el rapero del subte. https://contagiarvalores.com/2018/05/19/superacion-daniel-el-rapero-del-subte/

#ContagiARValores #Amabilidad

Sin categoría

contagiarvalores View All →

Creé contagiarvalores.com para difundir experiencias de vida y reflexiones que alimenten nuestra esencia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: